Mitos sobre las comidas de fin de las fiestas de fin de año

0
37

Navidad y Año Nuevo son celebraciones en las que abundan los banquetes y, al mismo tiempo, los falsos mitos en torno a lo que comemos y bebemos.

Por eso, Isabel Silva, nutricionista jefe de Clínica Bupa Reñaca, devela algunas falsas creencias para que las derribes definitivamente y disfrutes de estas fiestas de manera saludable.

MITO 1

Es preferible no comer durante el día y esperar hasta la cena

Si no te alimentas durante el día, llegarás con mucha hambre a la hora de la cena y en la noche comerás de manera excesiva. La recomendación es realizar de manera normal todas las comidas del día (idealmente cuatro), privilegiando alimentos livianos y frescos, especialmente en este horario de comida.

MITO 2

Es preferible hacer dieta unos días antes para después comer más libremente

Los cambios bruscos en la alimentación no son beneficiosos para la salud. Por eso, realizar una dieta días antes de las fiestas no es recomendable, además del efecto rebote que estas tienen. Lo aconsejable es que comas de manera saludable y moderada durante estos días, incluso en cenas y cócteles.

Si llevas un tiempo realizando una dieta, no te salgas de ella durante las celebraciones, así evitarás transgresiones que pueden ser perjudiciales para tu salud o recobrar el peso que ya has perdido. Recuerda, una dieta siempre debe ser indicada y supervisada por un especialista.

MITO 3

Se puede comer todo lo que uno quiera y después hacer una dieta

Los excesos no son positivos para tu salud y los cambios bruscos en la alimentación tampoco. Come, pero de manera saludable, moderada y responsable, así no tendrás que recurrir a una dieta para recuperarte de los excesos.

MITO 4

Comer de noche no es saludable

Es habitual escuchar que comer de noche no es conveniente, pues favorece la acumulación de grasas o evita un buen descanso nocturno. Sin embargo, si realizas una cena o colación nocturna liviana (a bases de verduras, carnes magras o lácteos) 2 o 3 horas antes de acostarte no hay problemas.

MITO 5

Comer más rápido es mejor

Si comes rápido, cuando las señales de saciedad lleguen a tu cerebro, ya habrás comido más de lo que deberías. La recomendación es comer lento, en 20 minutos como mínimo. El tiempo destinado a la alimentación es también un alto en las actividades del día a día, que debe ser en un ambiente tranquilo y relajado.

MITO 6

Beber cualquier líquido ayuda a digerir los alimentos.

El agua juega una función crucial en la digestión, pues transporta nutrientes al organismo y colabora en la eliminación de toxinas. Como el volumen recomendado diariamente es mínimo de 2 litros, la idea es privilegiar el consumo de líquidos sin calorías, como el agua, jugos sin azúcar o de fruta natural. No es necesario consumirlos con las comidas, puedes hacerlo entre ellas. Las bebidas alcohólicas contienen abundantes calorías que se transforman en grasa corporal.

MITO 7

El café ayuda a recuperarse de los excesos de comida y bebida

La cafeína excita en vez de calmar, retardando la conciliación del sueño. Además, irrita el estómago y no neutraliza los efectos del alcohol. Ambos (alcohol y cafeína) tienen más bien un efecto deshidratante, en ningún caso sustituyen o complementan la ingesta de agua.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here